"Esto es lo que te gusta hacer, esto es lo que sabes hacer bien, hazlo hasta el límite y estarás satisfecho". Harry Wilson

martes, 22 de noviembre de 2011

Llegaremos a tiempo.

"Solo pueden contigo, si te acabas rindiendo, si disparan por fuera y te matan por dentro. Llegarás cuando vayas más allá del intento. Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo." Rosana-cantautora.


Principios, valores, respeto, ambición, determinación. 5 palabras en completa simbiosis por un sueño. Es todo lo que se necesita. El trabajo diario y sacrificado bajo esas 5 premisas y el talento, harán el resto. Tener atletas con esas cualidades y calidad humana, es el verdadero objetivo de todo entrenador, no otro. No me puedo quejar. Sin tener atletas clónicos, los chicos y chicas que entreno se acercan bastante a un modelo así. No existe la perfección, es indudable! Y cada uno tiene su propia personalidad, y su sitio y entorno de procedencia, y su edad!. Pero si es verdad, que de manera constante voy trabajando e insistiendo en llegar a encajar en una tipología como esa.

Eso a lo largo de los años me ha acarreado algún problema. He tenido conflictos, algunos sangrantes, y que aún duelen, pero no he caído en la tentación de abandonar este camino. También he sufrido muchos abandonos de la práctica deportiva, nada raro en un núcleo de entrenamiento de un club de ciudad de comarca, y más en la actual situación de la juventud, muy falta de valores y educada en la vorágine de la sociedad de consumo. Han pasado muchos jóvenes por mis manos, unos con verdadero talento, otros trabajadores, otros que, no se sabe bien pero, estaban de paso por allí. La mayoría adolecía del mismo problema, ninguno confiaba en si mismo y no sentían que invertir sus años de adolescencia en un deporte bien realizado le iba a reportar sueño alguno. Con los años pasados, me acuerdo de todos aquellos que pudieron tener una verdadera posibilidad y por una cuestión u otra dejaron un proyecto que buscaron, pero que abandonaron a medio camino. También, no me engaño, hay un nexo común a todos ellos, YO. Dicen algunos que soy demasiado exigente con mis atletas. Si, soy exigente, soy metódico, pero lo que también es verdad es que siempre he preguntado a mis atletas a que compromiso querían llegar, y a sus compromisos me he comprometido, explicándoles las pautas para llegar hasta ese compromiso planteado. No hay que ser muy listo para saber de que YO y mi manera de actuar han provocado algunos, o muchos, de estos abandonos de la práctica deportiva, pero en todos los casos, reflexionando a fondo he sentido que tenía que tener la conciencia bien tranquila de algunos casos que creo han sido una verdadera pena ver perder un posible tren a alguna parte.

Mis actuales atletas trabajan diariamente bajo la influencia que ejerzo sobre ellos para que adopten esas 5 palabras. Combinamos principios con resistencia aeróbica, valores con velocidad, respeto con técnica de carrera, ambición con fuerza y determinación con trabajos fraccionados. Todo ello, bien agitado, bien trabajado semanalmente, lo combinamos finalmente con la competición, el sitio donde reflejamos la dedicación y valor que le damos cada uno de nosotros a lo que hacemos.
También hay otras maneras de llegar a tener sueños, cada maestrillo tiene su librillo. Desde el puro y duro machaque diario en lo que único que importa es entrenar y entrenar, hasta el agresivo mensaje de que ganar solo lo hace uno, valga lo que valga. Ninguno me sirve para mi proyecto. No me gustan los atletas que creen que se llega con 8 series de mil recuperando 2 minutos. Hay mucho más en el interior del cuerpo y mente de un deportista que quiere llegar, que en la unión de todos los libros de teoría del entrenamiento atlético juntos. También se que algunos de mis atletas creen que el secreto de sus marcas conmigo son la programación y organización de mis entrenos, mi método y que mis planteamientos de actitud son simples chorradas sin sentido. Bueno, yo en mi favor he de decir que a alguno lo he engañado como a un chino, y que ahora, muchos han ganado en capacidades físicas, pero también en su madurez como persona.

Creo que estamos en un camino sin retorno, un intento que llegará a buen puerto, o como dice Rosana en una de sus canciones, y que identifico con mis atletas: Llegaremos a tiempo!

 

1 comentario

Franfri dijo...

Llegaréis a tiempo, sin duda, y en grupo, así se saboreará el triunfo en el calor de la compañía de los que día a día se alientan unos a otros.

Un abrazo desde el Sur. ¿Lo ves? 5 palabras ...

BLOGS INTERESANTES

© Bislett
Maira Gall