"Esto es lo que te gusta hacer, esto es lo que sabes hacer bien, hazlo hasta el límite y estarás satisfecho". Harry Wilson

lunes, 26 de julio de 2010

18 años mas tarde, mayor de edad pero con errores.

18 años más tarde vuelvo al Estadi a presenciar un Gran Campeonato. Fue en el 92, imborrables Juegos Olímpicos, y casualmente empezaba mi carrera de entrenador después de una retirada temprana como atleta. Me he hecho mayor de edad entrenando y cuando al principio de esta temporada me proponía llevar a una atleta a este Campeonato de Europa que empieza mañana, lo decía desde la madurez y la seriedad del trabajo que desarrollamos ahora y el camino que he aprendido en estos 18 años. No ha podido ser y mañana pasaremos una grandísima semana en la grada viendo los grandes atletas de la vieja Europa. No hace falta reflexionar mucho para adivinar que ha pasado. Aún nos falta crecer. A mi como entrenador y a mis atletas les falta madurar y creerse que se puede llegar, sabiendo que esto no es un juego, sino algo excepcional que les pasa a unos cuantos deportistas de diversos países. Sinceramente, este equipo de dos (yo como entrenador y mi atleta) hemos fallado, hemos hecho mal muchas cosas y cuando pasa eso no se tiene premio. Yo he podido disimular el pequeño "fracaso" en los logros de mis otros atletas, con los cual hemos conseguidos grandes tiempos y bonitas clasificaciones en diversos campeonatos. Mi atleta, en cambio, los ha "camuflado" en diversos problemas físicos. Pero ni esos logros, ni esos problemas físicos, esconden un trabajo mal hecho. Hace tiempo sé que para conseguir los objetivos hay que saber ser autocrítico e intento serlo al máximo, al mismo tiempo que reflexivo y llegar a descubrir los errores cometidos durante las temporadas de mis atletas. Es lo que hago, y de una manera cruda y realista.

Después de este resultado se han puesto sobre la mesa todas las posibilidades y salidas posibles, incluso un cambio de técnico para mi atleta.

Finalmente hemos decidido que de los errores se aprenden y que a esta negativa experiencia para atleta y entrenador se le podía sacar más partido con una nueva oportunidad y demostración de que se pueden hacer las cosas bien. Se vuelve a partir de cero (pérdida de beca, curriculum, credibilidad, prestigio, ayuda de marca comercial, y valorización de competiciones), varias cosas que complican un poco más el futuro.
Pero como mi atleta está segura de su talento como yo, la siguiente apuesta será más ambiciosa que la anterior. Veremos si somos capaces, 12 años en un grupo de entreno bien vale un intento en serio. Ni un grandísimo o mal resultado será lo importante, una única cosa será igual a fracaso: Volver a caer en los mismos errores estúpidos de esta temporada.


2 comentarios

oscar.rdez dijo...

Animo y a seguir luchando.
Cuanto más dura es la lucha, más grande será la recompensa ¿no?
Este ha sido una gran entrada de autocrítica y valoración de lo conseguido.
Se dice que de los errores se aprende, y mucho.
Saludos.

Anónimo dijo...

Andrés, no es que podais hacer las cosas bien: es que las vais a hacer bien. Seguro.

No seas tan severo contigo mismo. Una cosa es recapacitar, evaluar y analizar y otra muy diferente una retroalimentación "sádica".
Por más que lo escribas no creemos que te hayas equivocado tanto como dices.
A veces las cosas salen y otras no.

Esta vez ha tocado que no salía, la siguiente, ya lo verás, será todo lo contrario.

Venga Andrés, buen verano.



V.G.C.

BLOGS INTERESANTES

© Bislett
Maira Gall