"Esto es lo que te gusta hacer, esto es lo que sabes hacer bien, hazlo hasta el límite y estarás satisfecho". Harry Wilson

jueves, 3 de diciembre de 2009

Mala pata, lesión a cuestas.

Mala pata. Ha llegado el momento que ningún entrenador quiere para un atleta suyo. Hemos tenido que parar por lesión. No serán muchos días, creemos, pero unas molestias que duran ya demasiados días, en una atleta del grupo, está poniendo en evidencia todo el período de entrenamiento en el que está inmersa esa atleta. Es hora de poner toda la madurez para trabajar mejor que antes, tomar las decisiones correctas y bordarlo con la actitud, para saber salir de este trance y volver al trabajo cuanto antes de una manera inteligente para no renunciar ni perder los objetivos planteados. Está claro que las lesiones juegan un papel dentro de la temporada de un atleta. Están ahí y todos los atletas saben que, de una manera u otra, pequeñas molestias harán perder alguna sesión de entrenamiento como mínimo. Es ahí cuando hay que demostrar lo inteligente que es uno y saber gestionar ese momento para que no sea un lastre en el momento de volver a la actividad. Es cuando demostramos que queremos ser atletas de élite y sabemos estar a las verdes y a las maduras. Aparte, es un momento farragoso de la temporada. Es el momento en que más volumen estamos trabajando, un trabajo pesado y que requiere de mucho “coco” para ir acumulando entrenos y encima hemos pasado justo la mitad del período, el momento más rutinario, llevamos semanas de acumulación y quedan aún unas más. Si en condiciones normales es el momento de poner mas cabeza, con una lesión a cuestas el esfuerzo mental ha de verse multiplicado por dos. Es una prueba de fuego, si sabemos llevarla bien, podremos seguir sin problemas, a por los objetivos planteados. Como todo en la vida, la actitud es determinante para elegir el mejor de los caminos y acertar en la oportunidad que se nos presenta a cada momento decisivo.


P.D: A falta de confirmación segura (recuento analítico de CK), se trata de un DOMS (Delayed Onses Muscle Soreness, o lo que es lo mismo, Dolor Muscular de Inicio Retardado) surgido, creemos, de una micro-rotura en el gemelo que ha hecho que se produzca una hiper-sobrecarga, después de un proceso inflamatorio de esa micro-rotura.
Para mentes inquietas dejo un artículo de la revista “apunts” sobre ese tipo de lesiones.
http://www.apunts.org/watermark/ctl_servlet?_f=10&pident_articulo=13105802&pident_usuario=0&pident_revista=277&fichero=277v36n136a13105802pdf001.pdf&ty=20&accion=L&origen=apunts&web=www.apunts.org&lan=es


5 comentarios

Anónimo dijo...

Mala leche diría yo. En fin, paciencia y prudencia, y aunque no soy médico ni entrenador pensar que el gemelo ha de estar recuperado al 100% porque luego hay que competir al 110%. No vale sólo con tener ganas de entrenar, hay que recuperarse y eso, ese parón obligatorio, es más dificil de llevar que el más duro de los entrenos. Pero hay que parar y no tener prisa en la vuelta al entreno serio.
Mientras tanto, Mary puede leer un libro de una japonesa que se llama Banana y es muy entretenido.


V.G.C

vicenç dijo...

Si algú té una disposició mental a prova de bomba, i la idea clara de fins on vol arribar en això de l'atletisme, és la Mary. La resta del grup estan de sort de tenir-ne de mirall, en aquest aspecte. S'en sortirà, segur. Ànims!!

Anónimo dijo...

Ánimo, que seguro que será un pequeño contratiempo que al final de la temporada quedará como una mera ánécdota.
Suerte y a recuperarse lo antes posible.
Jordi Martí

del porvenir dijo...

Ánimo Mary, que de las lesiones hay que salir con más fuerza.

Anónimo dijo...

Gracias a todos! :)

Mary

BLOGS INTERESANTES

© Bislett
Maira Gall