"Esto es lo que te gusta hacer, esto es lo que sabes hacer bien, hazlo hasta el límite y estarás satisfecho". Harry Wilson

miércoles, 11 de enero de 2012

La teoría de las capas.

Todo atleta tiene una fuente de inspiración o motivación mientras entrena día a día. Es evidente que para hacer sesiones tan duras como las que hacen aquellos atletas que tienen sueños hay que apretar y mucho. Para lograr nuestros objetivos, de manera continúa recurrimos a elementos motivadores, establecemos estrategias, buscamos mil y una maneras para superarnos diariamente. Nuestro fin diario, un gran entreno o una buena acumulación de entrenos, está dependiendo continuamente de elementos externos que nos ayuden a superarnos (el apoyo del entrenador y del equipo de trabajo, un gran resultado, etc..) y a elementos internos que establecemos individualmente o en grupo. Es la continua búsqueda de un efecto placebo para rendir más cada día de trabajo. Desde la aplicación de técnicas de psicología, como visualizaciones, sofrología, concentración, etc, hasta las más banales como una simple apuesta con tus compañero de entrenamiento, esta manera de apoyo al entrenamiento existe de manera obligada dentro de cada uno de nosotros. Yo por ejemplo, en mi época de atleta, cada día me motivaba pensando que estaba en el último 200 de un 800 en el Letzigrund de Zurich. Incluso me llegaba a decir en voz alta mientras corría, hacía una serie, etc: "Zurich, Zurich"! (que ridículo pensarlo tantos años más tarde! jeje). Más tarde, ya en mi época de entrenador, descubrí, y me dura hasta hoy, que me motivaba sobremanera entrenar en la naturaleza, en sitios verdes, húmedos, silenciosos y donde se pueda respirar aire puro y reflexionar mientras corremos y siempre voy buscando rincones así para desarrollar sesiones. Nuestro santuario de Canyamars es el mejor ejemplo de lo que digo. Incluso tengo un atleta que se evade con música realmente dura, para correr. De hecho hace malabarismos para hacer coincidir el mejor trozo de canción con el comienzo de una nueva serie.

Pero hoy traigo lo que estilamos últimamente en el grupo, una de nuestras señas de identidad. Desarrollado por mis atletas, conmigo al margen, hace tiempo empezaron a progresar en sus entrenos con una estrategia particular. Una vez me dí cuenta, he ido viendo la efectividad de la medida con el paso de las semanas, y aunque sea una "bobada" más como las que acabo de explicar, os aseguro que el efecto placebo que ejerce sobre mis atletas hace mejorar día a día las sesiones de entrenamiento. Hace ya meses que mis chicos aplican lo que ellos llaman "la teoría de las capas" que no es otra cosa que ir administrando la ropa que llevan encima para ir mejorando sus tiempos de entrenamientos. Suena como el famoso chiste del yunque y el león, pero aparte de las bromas que se hacen entre ellos cuando uno la va aplicando en un entrenamiento, la verdad es que la efectividad es total, y entre broma y broma del tema, no hay ninguno de los que la practique que la deje de lado cuando se propone un gran tiempo final en un entreno o cuando decide que hay que ponerse "serio" con el crono. Está claro que la efectividad es total porque creen en ella, han hecho de ella un clavo ardiendo donde agarrarse cuando quieren mejorar. La teoría de las capas se aplica en nuestro grupo casi a diario, y ya se hace de manera instintiva, sin darnos cuenta. Nuestro sitio de reunión, la pista, cualquier espacio donde estemos trabajando, se van llenando diariamente de pequeñas prendas que van quitándose los atletas. Ahora unos guantes, luego una camiseta, un pantalón o unas mallas, etc... Ya no es una cuestión de temperatura corporal, de molestia por cantidad de ropa encima. Ya es, claramente, un pequeño rito de mejora del entrenamiento diario, que se acentúa cuando el reto de la jornada se hace importante y difícil. En ese momento, todo sobra, lo mínimo imprescindible, concentración....y un gran crono seguro!

Son los recursos psicológicos que todo atleta tiene que aplicar diariamente para hacer realidad un sueño, de un trabajo tan duro como es entrenar. Cada uno tiene el suyo, seguro que todos creen en él. Nosotros tenemos "la teoría de las capas". Funciona!



P.D: Ultima hora de la noche en el estadio de Mataró con frío invernal acentuado. Los atletas van acabando sus series de potencia aeróbica con buenos tiempos, con muy buenos tiempos. Es el turno del último atleta. Espoleado por el tiempo que acaba de presenciar de un compañero, en cuestión de segundos ropa fuera y se convierte en un gorro de invierno vestido únicamente por una camiseta de tirantes y un pantaloncito corto para su última serie. Su octavo mil del día se salda con un tiempo de 2.39! El mejor de siempre en este tipo de sesión. Felicitaciones y admiración por todos lados de sus compañeros......es "la teoría de las capas"!

 

5 comentarios

Guillem dijo...

La teoría de las capas se la inventó otro: Superman!! Y no veas si volaba... ;-)

Jose Prieto dijo...

Habrá que probarlo jeje.

Anónimo dijo...

Voy a ser un poco crítico con esta entrada Sr. Novakosky.

En primer lugar, no hace falta que redacte un texto de mil palabras simplemente para explicar una teoría tan simple; casi me duermo mientras lo estaba leyendo.

En segundo lugar me gustaría destacar la falta de lucidez que tiene este texto debido a que sí, el factor psicológico es muy importante para el rendimiento de un atleta, pero lo de quitarse la ropa para alcanzar niveles de esfuerzo mayor me parece un tanto estúpido.

Esto es todo señor Novakosky gracias por prestarme atención.

Andreu Novakosky dijo...

Gracias por su opinión señor anónimo. Como todas, es bien recibida si se hace con educación. Me satisface saber que ayudé a que encontrase el sueño una noche, para dormir plácidamente. Como solución a mi falta de lucidez y estupidez siempre puede recurrir a no volver a leer una entrada de este blog.

Atentamente

Andreu Novakosky

David Rodríguez dijo...

Una entrada para reflexionar. Eso sí, lo mejor, la respuesta de Andreu a "Anónimo". A mí de sueño nada...

BLOGS INTERESANTES

© Bislett
Maira Gall