"Esto es lo que te gusta hacer, esto es lo que sabes hacer bien, hazlo hasta el límite y estarás satisfecho". Harry Wilson

jueves, 12 de agosto de 2010

En búsqueda del SANTO DRILL!

Dedico los días de agosto de cada año a programar los entrenamientos de mis atletas de la temporada siguiente. Tengo unas hojas de cálculo donde guardo la progresión que habrán de seguir aquellos atletas que año tras año van cubriendo etapas y se van formando como deportistas. Lo tengo meticulosamente calculado y preparado, aunque como cada año estoy súper abierto y motivado en buscar aquello que me haga mejorar y darme más conocimientos para aplicarlas a mis programaciones. De hecho estoy abierto a un permanente reciclaje buscando allí donde haga falta, recursos que puedan mejorar lo que ya tengo preparado. Uno de los puntos en que más interés estoy poniendo es en todo aquello relacionado con el pie, ya que creo que en sistemas energéticos y como aplicarlos está bastante descubierto todo y no hay nada en el horizonte que sea realmente interesante y motivante. En cambio, el pie......... El pie me causa mucho interés, tanto como si fuera un entrenador de saltadores o velocistas. Estoy en búsqueda del pie más reactivo y elástico para hacer mediofondo y busco y rebusco ejercicios que puedan completar o mejorar la gama de ejercicios de técnica que aplico a mis corredores. Los norteamericanos utilizan un concepto o palabra para definir estos pequeños ejercicios de técnica, son los llamados DRILLS. Yo estoy en búsqueda de los DRILLS perfectos para los pies de mis atletas. Los creo imprescindibles y creo que la tensión que genera el pie cuando empieza a trabajar es el inicio de toda la cadena cinética que nos hace avanzar, que nos hace correr. Evidentemente es de lógica lo que acabo de decir. Es tan de lógica, que cada corredor que empieza a entrenar conmigo llega con "CERO" tensión en sus pies. Es tan fácil correr, que para que malgastar energías en saber como hay que poner el pie en el suelo y buscar un apoyo perfecto en cuanto a posición, fuerza y velocidad de apoyo. Claro, correr es fácil, muy fácil, pero no lo es tanto correr bien, rápido y económico. Por eso es una de las cosas en que más insisto con mis atletas, educar sus pies e intentar adoptar una técnica correcta que nos haga avanzar en beneficio de sus marcas. Lo tengo tan claro, que uno de los atletas que entreno, al cual le he insistido bastante en su deficiente apoyo del pie durante el año, mejorará simplemente porque actúe y deje educar un pie con un apoyo deficiente. Simplemente con una ganancia de reactividad y elasticidad a través de un trabajo técnico (el de fuerza está garantizado) de ese pie, ganará lo que unas cuantas sesiones de resistencia láctica no son capaces.

Por eso, tengo mucha confianza puesta en mis DRILLS, y busco, casi de manera obsesiva, aquellos en los que pueda ver un salto adelante en nuestra preparación. Como en una película de Indiana Jones, voy en búsqueda del SANTO DRILL (y no del santo grial!)


1 comentario

Amaya dijo...

Lo primero que ha dicho Pablo cuando lo ha leido ha sido: Amaya, leete esto! Creo que en mi caso, tengo que buscar el "milagroso Drill"

Muy interesante! aprovecho para darte la enhorabuena por tus entradas anteriores, acabo de leer unas cuentas y son geniales, alguna muy emotiva.

Besos

BLOGS INTERESANTES

© Bislett
Maira Gall